El Blog del Círculo.

Informe Sobre El Mercado Europeo Del Fitness 2018

Europe Active y Deloitte han publicado recientemente su informe European Health & Fitness Market Report 2018” y concluye que el sector del Fitness fortalece su posición situándose como la actividad deportiva europea número uno, con un crecimiento de un 4%, llegando a los 60 millones de socios y obteniendo unos ingresos de 26.600 millones de euros a los tipos de cambio constantes.

El Sector Fitness en España ha sido, tan sólo por detrás de Alemania, el que mayor crecimiento porcentual ha experimentado en 2017 en el mercado europeo. Los principales motivos que justifican esta subida son el alza de la penetración del gimnasio en la sociedad que pasó del 10,9% al 11,2% y un ligero aumento del precio del ticket medio.

España contaba con 5,2 millones de socios inscritos a un gimnasio al finalizar el pasado 2017, frente a los 5,06 millones de finales de 2016, lo cual se traduce en un incremento del 2,7% interanual. A pesar de este crecimiento, y de que indudablemente es un buen dato, seguimos estando lejos del  5,3% logrado por Alemania, del 5,1% de Reino Unido y del 4,6% de Francia. Sin embargo, España creció más en número socios que Italia, cuyo aumento sólo fue del 1,3%.

La cifra de negocio de las cadenas de gimnasios fue de 2.235 millones de euros, un 2,9% más con respecto a 2016. Este importe, representa el 8,4% del negocio del Fitness de todo el continente europeo cuya cifra asciende a 26.600 millones de euros.

Según refleja el European Health & Fitness Market Report 2018, elaborado por Europe Active y Deloitte, el mercado español sigue sin perder su polarización característica. Del total de 4.520 clubes de Fitness que tiene el país, tan sólo el 7% están bajo el control de alguno de los diez principales operadores como pueden ser Anytime Fitness, AltaFit, McFit, BeOne, Basic-Fit, Supera, Metropolitan, Body Factory, Go Fit, y Viva Gym.

Fernando Pons, socio responsable de Sports de Deloitte, señala que “el fitness, en todas sus modalidades, se consolida como la actividad deportiva de mayor volumen en España, impulsada por las variantes al fitness tradicional de pesa y máquina, las nuevas tecnologías y la innovación. Esta combinación de lo tradicional y lo trendy, así como sus indicadores macroeconómicos, hacen de este sector de la industria del deporte un foco de atención de inversores y operaciones corporativas”.